El Euribor y los préstamos hipotecarios

El Euribor (European Interbank Offered Rate) es el tipo de interés de oferta al que las entidades de crédito están dispuestas a prestarse fondos en euros entre sí. La Federación Bancaria Europea lo publica diariamente para 15 plazos de vencimiento, que van desde una semana hasta un año.

El Euribor se aplica a las operaciones entre bancos de Europa partiendo de los precios de oferta de los préstamos que se hacen entre sí los 42 principales bancos europeos; esto significa que es el porcentaje que paga como tasa un banco cuando otro le deja dinero.

Las entidades financieras usan diferentes tipos de interés según el plazo al que se prestan dinero. Por tanto se puede hablar de euribor a una semana, a un mes o a un año. El euribor a un año es el que se usa normalmente como referencia para las hipotecas (otras veces se usa el IRPH o el CECA).

Su valor se actualiza diariamente y en España se publica mensualmente en el BOE.

El Euribor a un año es el tipo oficial de referencia más utilizado para préstamos hipotecarios en España desde el 1 de enero de 2000. Las operaciones formalizadas antes de esa fecha utilizaban como referencia oficial el MIBOR a un año, que era el tipo interbancario equivalente para los mercados en pesetas.

El valor del Euribor a 12 meses sufrió un importante descenso a lo largo del año 2002, tomando valores bajos durante los tres años siguientes (en comparación con años anteriores). En el último trimestre de 2005, su valor comenzó una escalada constante que a lo largo de 2006 le devolvió a valores similares a los tomados antes de dicha bajada. El 6 de junio de 2008 tuvo una de las subidas más espectaculares al subir tres décimas desde el valor del día anterior y alcanzar el valor de 5.417%. El máximo alcanzado en el euribor a un año durante el 2008 fue el día 2 de octubre que consiguió llegar hasta el 5,526%. Este máximo solo había sido superado en diciembre del año 1994, donde llegó a alcanzar valores superiores al 6,6%. A continuación, el Euribor comenzó a bajar progresivamente como consecuencia de un aumento del crédito y un descenso de los tipos de interés del Banco Central Europeo, proceso que continúa en la actualidad, con valores cada vez más cercanos al 1%.

Comments are closed.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad